No videntes aprendieron a conducir en Las Vizcachas

El canal de televisión Teletrece estuvo en Las Vizcachas e hizo un reportaje de la actividad que Fundalurp desarrolló el pasado domingo. Y además entrevistaron a nuestra Directora Daniela Carrasco San Martin!.

A continuación transcribimos el artículo que se encuentra en el siguiente link de tele13 (donde además está el video del reportaje que se mostró en la televisión):

http://tele13.13.cl/nacional/no-videntes-aprendieron-conducir-en-las-vizcachas 

No videntes aprendieron a conducir en Las Vizcachas

Actualizado 11/12/2011 – 22:01

En nuestro país hay cerca de 6 mil personas que sufren la poco conocida retinitis pigmentosa, una enfermedad ocular degenerativa que puede conducir incluso a la ceguera. Pero esto no es impedimento para que algunos no videntes cumplan su sueño de manejar un auto.

Son cerca de 40 personas con discapacidad visual que por primera vez llegaron hasta el Autódromo de Las Vizcachas para cumplir un sueño: aprender a manejar. Daniela es una de ellas. Tiene 26 años y es egresada de Derecho en la Universidad de Chile. Asumió el desafío pese a su ceguera, algo para muchos impensado, pero para ella no existen las barraras.

Su esfuerzo y dedicación le han permitido asumir una enfermedad poco conocida en Chile que a los 20 años la dejó ciega. Es la retinitis pigmentosa.

Fundalurp es una fundación que lucha contra esta discapacidad. Su objetivo es entregar las herramientas necesarias para que las personas que padecen esta enfermedad se desenvuelvan con normalidad en su vida cotidiana.

El apoyo de la familia es fundamental, debido a la fuerza interior que se debe tener ante sus síntomas: la ceguera nocturna, visión túnel, es decir, pérdida de la visión periférica y deslumbramiento o molestias ante excesiva luminosidad. Carlos, ha logrado todas sus metas. De hecho, ya es ingeniero comercial.

Aprender a manejar puede costar, pero en el caso de los no videntes, el desarrollar otros sentidos les favorece.

Tanto Daniela como Carlos con esfuerzo y apoyo han logrado cumplir sus metas, El aprender a manejar es un sueño cumplido, aunque no puedan hacerlo en la vida real ya se sienten unos verdaderos pilotos al volante.”

 

 

 

Leave a Reply